Seleccionar los criterios
Reiniciar
País
Marca
Tipo de anuncio

Venta de Arados de segunda mano y nuevos

3 606 anuncios de Arados

1/73
El anuncio que buscas ya no existe. Sin embargo, te proponemos unos anuncios que podrían interesarte.

Crea una alerta y recibe nuevos anuncios por Email en cuanto se publiquen

¡Vende la tuya! Pon un anuncio en unos pocos clics

Arados

El arado se utiliza en la agricultura. Es la evolución del pico y de la azada, y sirve para remover el suelo y prepararlo para recibir las semillas, permitiendo de enterrar los residuos de cultivos anteriores, las malas hierbas y favorecer la mineralización de la materia orgánica.

De origen de la Mesopotamia, el arado se propagó a Europa entre el siglo X y el siglo XIII, durante la revolución agrícola. El arado utilizado conjuntamente al purín desarrollo y aumentó la productividad agrícola.

Los primeros arados eran tirados por personas al principio de su utilización, al contrario del pico y la azada que eran empujados. Luego el arado era tirado por animales como bueyes, mulas, o en algunas partes por caballos.
El arado tirado por animales consistía de una mancera para guiar y una reja que rayaba la superficie del suelo.
En el siglo XVIII el holandés Joseph Foljambe fabricó un arado adaptado para ser tirados por caballos : el arado Rotherham.

Actualmente, los arados modernos son tirados por tractores cada vez más potentes. Hoy en día, un arado puede comportar hasta 14 cuerpos.

Arado

Arado

El arado se compone esquemáticamente de varias piezas: un puntal al que se fija el cuerpo (la vertedera, el soc y la punta), un cuchilla, un puntal al que se fijan los cuerpos, un dispositivo de ajuste de la altura de trabajo, y el enganche de remolque. Poseen ruedas para facilitar el transporte.

Los cuerpos del arado son reemplazables ya que con el uso y el tiempo se desgatan.
Los arados son de varios tipos: el arado montado o integral, el arado semi-montado o semi-integral, el arado simple, el arado reversible, el arado de discos.
Algunos están más adaptados a lotes pequeños o terrenos más grandes, a suelos duros o más blandos, otros requieren tractores de gran potencia.