Seleccionar los criterios
Reiniciar
País
Marca
Tipo de anuncio

Venta de Cosechadoras de segunda mano y nuevas

6 888 anuncios de Cosechadoras

1/138
El anuncio que buscas ya no existe. Sin embargo, te proponemos unos anuncios que podrían interesarte.

Crea una alerta y recibe nuevos anuncios por Email en cuanto se publiquen

¡Vende la tuya! Pon un anuncio en unos pocos clics

Cosechadoras

La cosechadora es una maquina agrícola. Combina dos funciones capitales en las tareas de la cosecha: cortar y trillar los cereales. Por eso, al principio, se solía llamar segadora-trilladora. Inicialmente inventada por los cultivos de trigo, hoy en día se utiliza la cosechadora por varios tipos de cereales: trigo, maíz, soya, girasol, cebada,…

Cosechadoras

Cosechadoras

Al siglo 19, existían las primeras trilladoras y las primeras segadoras (llamadas cosechadoras). Las dos tareas eran bien separadas. En 1838,  Hiram Moore invento la primera máquina que combinaba las dos actividades: era el primer prototipo de la cosechadora. Unos veinte caballos tiraron de la cosechadora. La primera cosechadora era muy pesada y no encontró un gran éxito: era una maquina muy pesada con muchos requisitos para que funcione.

Sin embargo, la idea de combinar cosecha y trilla era ingeniosa y varios constructores trataron de producir tal maquinaria. Es en los Estados-Unidos, y sobre todo en California, donde hubo las mejoras más notables para la cosechadora. California tiene un clima adecuada para el cultivo del trigo, las patentes de cosechadora se multiplicaron a fines del siglo 19. No obstante, seguían los mismos problemas: las cosechadoras pesaban varias toneladas y necesitaban decenas de caballos para jalarlas. Podían tratar más o menos 60 hectáreas en una temporada.

Los progresos en mecánica y la llegada de los motores cambiaron de manera considerable las cosechadoras. Las primeras cosechadoras tiradas por un tractor trabajaban 40 hectáreas al día. La primera cosechadora autopropulsada apareció en Australia, en 1938.

Hoy, las cosechadoras son autopropulsadas, y pueden cosechar 70 hectáreas al día.

Existen dos familias de cosechadoras: las cosechadoras convencionales y las cosechadores rotatorias. Es el sistema trillador el que permite distinguir los dos tipos de cosechadoras. Las cosechadoras convencionales tienen un cilindro perpendicular a la dirección de la cosechadora mientras las cosechadoras rotatorias tienen un cilindro axial. Este último es un sistema moderno, limita las pérdidas de recolección y general, las cosechadoras con un cilindro trillador de flujo axial tienen un mejor tratamiento del grano.

Si al origen las cosechadoras fueron creadas para la cosecha del trigo, hoy se pueden utilizar por varios tipos de cereales. Existen accesorios  específicos como los cabezales de maíz, las cuchillas laterales para la colza, los equipos de recolección de girasol,…